Alimentación y los ODS

La alimentación interconecta aspectos económicos, ambientales y sociales de los ODS.

El ODS#2,»Hambre cero», es el más directamente relacionado con el tema de la «alimentación». Sin embargo, investigadores del Stockholm Resilience Centre llegaron a la conclusión de que en realidad todos los objetivos de desarrollo sostenible están directa o indirectamente conectados a una alimentación sostenible y saludable. 

De hecho, analizando los indicadores relacionados con cada uno de los 17 objetivos globales, es posible ver cómo los alimentos interconectan aspectos económicos, ambientales y sociales: hambre, desnutrición, desertificación, uso sostenible del agua, pérdida de biodiversidad, consumo , obesidad, salud pública etcètera.

Alimentación y los ODS

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) también señala que la alimentación y la agricultura sostenibles, como la conexión principal entre las personas y el planeta, tienen un gran potencial para abordar muchos de los desafíos mundiales a la vez.

Para equilibrar las dimensiones socioeconómicas y ambientales del desarrollo sostenible y proporcionar una base para  políticas, estrategias e incentivos, la FAO presenta 5 principios:

  1. Aumentar la productividad, el empleo y el valor agregado en los sistemas alimentarios.
  2. Proteger y mejorar los recursos naturales.
  3. Mejorar los medios de vida y fomentar el crecimiento económico inclusivo
  4. Mejorar la resiliencia de las personas, las comunidades y los ecosistemas.
  5. Adaptar la gobernanza a los nuevos desafíos.

¿Cómo alimentar a 10 mil millones?

En 2050 sera necesario producir alimentos para alimentar a 10 mil millones de personas. Y no solo eso, queremos hacerlo preservando el medio ambiente y ofreciendo opciones sanas y asequibles a todos y todas. Ese reto es el tema de la exposición temporal que ha inaugurado en el Museu do Amanhã (Museo del Mañana) de Rio de Janeiro.

La exposición presenta iniciativas reales prometedoras y inspiradoras. Estas incluyen proyectos para el cultivo sostenible de alimentos en bosques, desiertos y tundras, el desarrollo de la carne sintética y  la popularización de plantas comestibles que fueron olvidadas con el tiempo.

La conclusión también es que la producción y el consumo de alimentos desempeñarán un papel central en la transición hacia un futuro sostenible.

«Teniendo en cuenta que comer forma parte de nuestra vida diaria, la selección de alimentos que colocamos en nuestro plato y lo que dejamos en él se vuelve una responsabilidad individual y colectiva, pues afecta a la comunidad y al medio ambiente». Leonardo Menezes y Luiz Alberto Oliveira, del equipo de curaduría del Museu.

A continuación algunos datos extraídos de la exposición:

  • Si la tasa de consumo actual continúa, para 2050 necesitaremos un 40% más de agua y un 60% más de alimentos que hoy.
  • Ya hay más de 1700 bancos de semillas en todo el mundo, que almacenan materiales vegetales para preservar la biodiversidad futura. El mayor de ellos, el Svalbard Global Seed Vault, contiene más de 4000 especies.
  • Actualmente, 2/3 del área destinada a la producción de alimentos en el mundo está ocupada por ganado. Entre 2010 y 2050, se estima que la demanda mundial de carne aumentará en un 88%.
  • Los hongos, insectos y algas son importantes fuentes alternativas de proteínas. Para obtener la ingesta diaria recomendada de proteínas (50 g), seria necesario consumir 173g de carne o solo 98g de algas.

*Quienes Somos: MAIA por los ODS es un curso que te presentará herramientas, habilidades y una red de personas de apoyo para pasar a la acción hacia el desarrollo sostenible. ¡Únete a nosotros!

Compártelo

Ver terminos de confidencialidad

¿Quieres comentar?