Entrevista Daniel Wahl programa MAIA

Culturas regenerativas para vivir en armonía con la naturaleza – Entrevista a Daniel C. Wahl

En el primer día del programa MAIA nos ha visitado el investigador Daniel Wahl (autor del aclamado libro “Designing Regenerative Cultures”) y hemos tenido el honor hacerle una entrevista que nos ayuda a profundizar en sus teorías y sus propuestas para lograr convivir en armonía con la naturaleza.

¡Contágiate de sus ideas con nosotros para lograr un futuro para la humanidad!

 

¿Qué es una cultura regenerativa?

Una cultura regenerativa nace desde las condiciones únicas del lugar y de la cultural local. Por eso mi libro se llama «Culturas Regenerativas», es muy importante el plural, porque no es un colonialismo de una idea de una cultura que todo el mundo tiene que seguir. Sino que la gente se reconnecta entre si, con su historia, con su lugar, con la unicidad del ecosistema donde viven e informados por esta historia crean las condiciones en las cuales van a devolver a sus hijos un sitio más rico, más vivo, más bioproductivo, más abundante del que ellos han recibido de sus antepasados.

¿Qué pasos podemos dar para lograr ésto?

Una cosa clave en mi trabajo es invitar a la gente a dar menos valor a las soluciones y las respuestas y quedarse más en las preguntas. Porque en la historia de la humanidad muchas veces las soluciones de antes son los problemas de hoy. El mundo cambia, y para poder seguir cambiando necesitamos fomentar la capacidad de la gente in situ de trabajar entre ellos en crear condiciones adecuadas para la vida humana y de la naturaleza que nos rodea.

Somos naturaleza y debemos hacer preguntas tipo: ¿de dónde viene nuestra energía? ¿De dónde viene nuestra comida? ¿Qué relación tenemos con el ecosistema? ¿Cómo nos podemos relacionar de manera sanadora en vez de derrochadora con él? Estas preguntas ya generan una cultura regenerativa. Es vivir las preguntas juntas en vez de pensar que una única solución vale en todos los sitios.

¿Nos propones alguna acción concreta?

Creo que un punto de partida para empezar el camino es a través de la comida: darse cuenta de donde viene nuestra comida y de reforzar el trabajo estupendo que hacen los agricultores locales y ecológicos. Así como dar valor a los agricultores, porque en la historia de la humanidad los agricultores no sólo han sido productores de comida sino que han sido guardianes de los ecosistemas, si lo han hecho bien. El sector primario es la base de nuestra economía.

Debemos volver a una producción ecológica más localizada y valorarla. Este paso lo podemos hacer con el agua y la energía. Debemos reparar el daño que hemos creado con la globalización económica y volver a la escala local y regional de una manera que sanemos los ecosistemas y las relaciones sociales. Las culturas regenerativas no sólo se refieren a procesos ecológicos sino también sociales y económicos, fortaleciendo economías locales, implicando también un cambio de visión del mundo: reintegrarnos como naturaleza en la naturaleza y hacernos una especie sanadora.

¿Qué retos educativos tenemos?

Desde pequeños nos enseñan que la vida es una lucha por recursos escasos donde solamente el fuerte vence. Pero esto es una mentira. La vida es un proceso simbiótico colaborativo en toda la historia de la evolución; debemos buscar la ventaja colaborativa en vez de la ventaja competitiva. Esta es una de las claves de las culturas regenerativas.

También debemos darnos cuenta que somos naturaleza, ecosistemas andantes; tenemos un montón de células no humanas dentro nuestro que mantienen nuestra salud. Esta idea que la vida es algo de individuos y especies separadas es equivocadas; la vida es un proceso planetario que crea condiciones adecuadas para la vida. La manera de re-entrar en este proceso conscientemente es la base que se debe enseñar a los niños y niñas desde la guardería.

¿Es realmente posible esta utopía?

¡Yo creo que sí! Porque de alguna manera podríamos redefinir la vida. La vida es una comunidad regenerativa. Solamente hace falta darnos cuenta que formamos parte de esta comunidad y usar lo mejor de la ciencia y lo mejor de la sabiduría ancestral e indígena de cada comunidad. En el proceso de la revolución industrial hemos llamado primitivas a estas culturas que supieron convivir con la naturaleza durante miles de años. Pero estas culturas sabían como vivir bien como humanos dentro de la naturaleza.

Tenemos que mirar al futuro y combinar estas sabidurías con lo mejor de la ciencia, y así podemos crear abundancia para todos. Como decía Gandhi «En la tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos«. Se trata de crear culturas mucho más equitativas; creo que es la única manera de crear un futuro humano digno. Sino vamos mal.

Compártelo

Ver terminos de confidencialidad

¿Quieres comentar?